Pequeños placeres de la vida

“- ¿Has perdido todas las sonrisas? Tengo una en el puño…

Y me mostraba su puño cerrado.

-Si quieres te la regalo… Abro el puño y la coges al vuelo…

Y ella abría el puño y yo sonreía. Era automático…Pero yo enseguida dejaba de hacerlo y ella volvía a la carga

– Tengo otro puño y en él hay una sonrisa de oreja a oreja… ¿La quieres?

Y abría nuevamente el puño y yo sonreía de oreja a oreja… Jamás le falló el truco…Jamás le faltaban sonrisas en los puños…”

Albert Espinosa

“Brújulas que buscan sonrisas perdidas”

No hay nada mejor que comenzar este maravilloso día con un buen café acompañado por el sabor de una auténtica aventura literaria. Son dos detalles que cada día me recuerdan el verdadero tesoro que me acompaña cada mañana y que me convierten en la mujer más afortunada de este mundo.

Y es que el día puede ser realmente maravilloso si lo comienzas con el sabor de una fascinante aventura literaria. Quizás sean esos pequeños placeres de la vida los que nos hagan imaginar otro mundo diferente, nos trasladan a otro planeta imaginario, donde desaparecen tus preocupaciones personales y en el que tu principal problema se concentra en ese protagonista que se encargará de transmitirte sus sentimientos en tan solo un segundo… Comienzas a conocer otros personajes interesantes y apasionantes que solo existen en tu cabeza, pero ellos serán los verdaderos protagonistas de esta historia.

BRUJULAS

“Brújulas que buscan sonrisas perdidas”, Espinosa me atrapó hace un año con esta novela. Y hoy quiero recordar algunas de sus palabras más emotivas que me transmitió este libro. Palabras que hablaban de la vida, de los valores más esenciales que nos regala cada día y del dolor por la pérdida de tus seres más queridos… Una historia que me hizo recordar episodios de mi vida que enlazaban con las palabras de Espinosa… Y es que nos acostumbramos a querer superficialmente a nuestros seres queridos. Un amor rutinario, donde no te das cuenta que sería de nuestra vida sin ellos, porque nos hemos acostumbrado a tenerlos a nuestro lado cada día… Pero, ¿qué pasa si hoy nos dicen adiós?… Son situaciones que nunca valoramos. Transmitirles todo nuestro amor, repetirles lo que les queremos, recordarles que son verdaderamente importantes en nuestra vida… Pequeñas acciones que quizás cambien nuestra forma de ver el mundo, nuestra manera de amar la vida…

Quizás hoy puede ser el día tan anhelado para comenzar a valorar a todas esas personas tan especiales que nos acompañan en nuestro día a día…

Y gracias a este libro comprendí que la aventura de su protagonista Ekaitz estaba completamente vinculada con la mía… Una historia que también habla de los traumas de la infancia, esos episodios que aunque parezcan insignificantes, serán los encargados de construir tus miedos, tu carácter, tu personalidad… Esas primeras experiencias con la vida que nos acompañarán a lo largo de nuestro trayecto…

“Siempre he creído que es lo que somos…Traumas de la infancia… Lo que te prohibieron, lo que no te dieron, lo que te obligaron a aceptar y lo que te arrebataron crearon tu carácter”

Albert Espinosa

“Brújulas que buscan sonrisas perdidas”

Una historia que me atrapó desde el principio y que me enseñó a valorar esos pequeños detalles que pasan por mi vida y que a veces no le presto la atención que realmente se merecerían. Por esos momentos y por vivir nuestros días como si no hubiera un mañana… Quizás sea hoy el momento adecuado para comenzar un nuevo camino y recordar esos pequeños detalles que nos hacen sentir especial.

Feliz miércoles amigos!

Emma Tomás

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s