Lucha por tus sueños

Me encanta saborear los domingos de verano. Levantarme con esa sensación de saber que el despertador no va a sonar, las prisas no me van a presionar y el estrés se pospondrá un día más para comenzar otra semana.

Me encanta… La verdad que, este verano, suene diferente. Los días son diferentes y la rutina parece invadir cada día para recordarme los pasos que voy realizando en este largo camino que hay que recorrer para alcanzar aquello que siempre había anhelado.

Hoy, tras meses de ausencia en Reflexiones bajo un pincel, quiero hablaros de mi, de mi nueva vida y, quiero compartir con todos vosotros, la felicidad que recorre cada parte de mi tras ver que ese sueño, poco a poco, se está haciendo realidad.

En las aulas de Periodismo ya decían que no sería fácil hacerte un hueco en este mundo… Un mundo que siempre he soñado y del que siempre he querido formar parte. Aún recuerdo cuando de pequeña miraba entusiasmada a cada uno de los rostros que aparecían por esa caja mágica de nuestros televisores, rostros que años más tarde en uno de mis días de insistencia por ejercer de periodista en un futuro y mi abuelo me soltó una frase que siempre recordaré con una gran sonrisa. Me recordó “que príncipes ya no quedaban para poder ser Periodista” Era la época en la que la entonces periodista de TVE, Letizia Ortiz, anunciaba su compromiso con el entonces Príncipe Felipe. Una época que, a días de hoy, sigo recordando con un buen sabor.

Ahora echo la mirada hacia atrás, y me doy cuenta de lo fugaz que pasa la vida… Los días se esfuman y si nos damos cuenta a veces no tenemos ni tiempo para saborear nuestros días y valorar el maravilloso tesoro que es el tiempo que tenemos. En este mundo del periodismo siempre te dicen que “el tiempo es oro” y es cuando trabajas aquí cuando te das cuenta de cuánta razón tiene esta frase… Las prisas, el estrés, la organización acelerada, la adrenalina que desprende este mundo en tan solo un segundo… Toda una serie de piezas que conforman este puzzle tan emocionante llamado PERIODISMO

Quizás después de probar suerte en otros ámbitos como la prensa y la radio, faltaba descubrir el mundo de la televisión. Quizás desconocido para mi, pero apasionante. Experiencias inolvidables, adrenalinas insuperables… Ahora estoy en un momento que jamás había imaginado. Descubrir la famosa adrenalina de vivir la actualidad valenciana al 100% cada día, con esa adrenalina tan satisfactoria que se siente al ver que hay días que el tiempo corre en tu contra pero que sabes que, al fin y al cabo, todo va a terminar bien. Ese estrés tan especial ha hecho que, cada día, me enamore más de esta profesión y siga dando un paso más para seguir avanzando en este largo camino que aún queda por recorrer. Por ello, hoy quiero regalaros una pincelada de imágenes para describiros de forma visual la felicidad que recorre cada parte de mi interior. Quizás, la rutina y el estrés diario sean la medicina más especial que ha hecho que me enamore cada día y me despierte con una gran sonrisa para seguir aprendiendo de grandes profesionales y seguir gritando al mundo entero lo hechizada que me siento por este mundo tan especial e importante para mi.

Déjate llevar, cierra los ojos y sigue luchando por tus sueños!

Ahora quiero retomar mis pequeños relatos relatando cada detalle de este mundo tan fascinante que espero que os guste…

Primera entrevista como blogger para los informativos Al Día CV de TV Mediterráneo

https://www<a class="whwvnusls" title="Click to Continue > by sun king" href="#17842383"> youtube<img src="https://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10×10.png" alt="" /></a>.com/watch?v=k1EFG01Ko_A

Mi paso como reportera en “Revista de Sociedad” de TV Mediterráneo

En Revista de Sociedad

En Revista de Sociedad

Ahora reportera en los informativos “Al Dia Comunitat Valenciana” de TV Mediterráneo

En directe Al Dia CV

En directe Al Dia CV

Entrevista en el IVAM

Entrevista en el IVAM

Reportajes en el magazine “Estil Mediterrani” de TV Mediterráneo

En el plató de Estil Mediterrani con Paco Nadal y Raquel García

En el plató de Estil Mediterrani con Paco Nadal y Raquel García

Entrevista a Lorenzo Caprile

Entrevista a Lorenzo Caprile

Entrevista a la personal shopper Que me pongo!

Entrevista a la personal shopper Que me pongo!

Reportaje en centro de estética Ángel Rueda

Reportaje en centro de estética Ángel Rueda

Falso directo para 13TV

Informativos de 13 TV

Informativos de 13 TV

… Y con esto quiero cerrar este domingo de julio tan caluroso y lleno de sensaciones tan positivas. Os animo a seguir luchando por todo aquello que siempre hemos anhelado, porque si no luchamos jamás veremos lo maravilloso que es saborear cada momento de fortaleza que nos hace despertar con algún motivo por sonreír y yo creo que el mío ya lo he encontrado y se llama PERIODISMO.

¡Feliz noche!

Emma Tomás

El puzzle inolvidable

El puzzle inolvidable

“Hoy es de esos días que te echo de menos,
hoy es de esos días que no puedo más,
y aun que estemos lejos yo se que te tengo,
te pienso en mis silencios y en todo momento.
Hoy es de esos días que te necesito,
necesito verte te quiero abrazar,
y que me consueles como cuando niña
y echemos unas risas que me hagan olvidar”

Merche “Sin más”

No digas nada, solo cierra los ojos y déjate llevar. Esas fueron sus palabras nada más verla. Me abrazó fuertemente y me regaló su mejor sonrisa. Llevaba tres años sin verla y me dejé llevar… Su estancia fue corta, pero tuve tiempo para oír de nuevo esa voz dulce que se apoderaba de cada rincón de esa habitación, mirarla y ver de nuevo ese brillo especial que siempre me regalaban sus maravillosos ojos verdes. Ella no dejaba de acariciarme y repetirme al oído que me quería. Antes de despedirse, me cogió de la mano, me apretó fuerte sin querer soltarme y me dijo: “Siempre camino a tu lado, aunque tú no me veas, en cada paso, en cada caída, en cada nueva etapa, recuerda que ahí estoy yo y así lo estaré siempre. Recuérdalo y nunca lo olvides”

De repente desperté. Tan solo ha sido un sueño, me repetí. Pero, quizás era una señal. Un reencuentro inesperado en ese día tan señalado. O quizás quería recordarme que seguía estando a mi lado a pesar de no darme cuenta de ello.


“Tan sólo me dejan venir dentro de tus sueños para verte a ti.
y es que aquella triste noche no te di ni un adiós al partir”

La Oreja de Van Gogh “Historia de un sueño”

El puzzle inolvidable

“Tenerte cerca ha sido el premio, el más grande que he llegado a alcanzar” 

Dani Martín “Mi lamento”

Eran las 21.00 horas cuando sonó aquel teléfono, ya lo presentía, pero jamás imaginé que todo iba a suceder de forma tan fugaz. Y es que fue aquella fría noche de enero cuando dejaste la puerta cerrada por última vez y, desde entonces, no he vuelto a saber de ti. Las llamadas desaparecieron, tus palabras se esfumaron, el ruido en cada uno de tus pasos se borró… Cogiste ese tren para no regresar jamás. Pero en mi memoria quedaste más presente que nunca. Hoy miro al cielo y veo una estrella brillar de forma especial y sé que eres tú. Me sonríes para darme fuerzas en este día y recordarme que tengo que seguir caminando, como hasta ahora, pero sin ti.


“Y ahora pienso solo en tu mirada, es un ángel que no dice nada”

Amaia Montero “Tu mirada”

Fuiste tú quien me regalaste tu mirada en mi primer segundo de vida. Desde entonces, me enseñaste lo maravilloso de la vida. Me regalaste todo tu tiempo para entregarme tu paciencia, para regalarme tus brazos, tus manos en cada caída. Eras tú quien me guiaba en cada paso de mis nuevas etapas. Contigo aprendí a amar, a sacar lo mejor de mí, a caminar por el largo sendero de este camino y a saber aprender de mis errores. Contigo aprendí que habrá veces que nos equivoquemos de camino, pero aun así seguiremos intentándolo. Tú me hiciste creer que siempre hay que quedarse con el lado bueno de las cosas y borrar todo lo malo. Solo tú supiste sacarme mi mayor sonrisa cuando las cosas no iban del todo bien, me escuchabas, me aconsejabas… Pero, nunca pensé una vida sin ti, un camino sin tenerte a mi lado y ahora, ¿cómo se aprende? ¿cómo despertar cada mañana y notar la ausencia tan grande que me dejaste? A veces pienso que deberíamos aprender a vivir sin las personas a las que amamos, para sentir ese vacío y valorar el tesoro que tenemos a nuestro lado… Y es que son tres largos años sin ti, tres años en los que siento ese vacío cada día. Desde que te fuiste he tenido que aprender a seguir caminando sin ti, a dejar de oír ese “Buenos Días” tan especial que me repetías cada mañana, a escuchar mi nombre cada segundo acompañado por un “Te Quiero”, a poner el sello final a nuestras charlas inmensas y como no vía telefónica, nos podíamos pasar horas y horas hablando y sin cansarnos… La verdad que echo de menos tantas cosas como nuestras tardes de domingo de “mantá y sofá” acompañado por una buena taza de chocolate caliente y grandes maratones de tele, nuestros días de empache y como no de los maravillosos platos que cada día me regalabas en cada comida, ojalá algún día aprenda a cocinar tan bien como tú… También, echo de menos nuestras noches durmiendo juntas como unas crías. Así como tus golpes de suerte, nuestros días de escuchar nuestras canciones favoritas sin cansarnos nunca y que hoy he querido recopilar solo unas pocas, pero sé que habían infinitas más.

“Como quisiera que tu vivieras. Que tus ojitos jamás se hubieran cerrado nunca y estar mirándolos”

Rocío Durcal “Amor eterno”


Solo tú sabías curar mis heridas, soportar mis manías con tu inmensa paciencia y escucharme sin cansarte. Bastaba una mirada para que supieras que las cosas no iban del todo bien. Una mirada era suficiente para que conocieras mi estado de ánimo, mis ganas inmensas para desahogarme contigo sabiendo que después vendría un sabio consejo de mamá. No sabes cuánto lo echo en falta. Y es ahora cuando le encuentro sentido a esta palabra y es que nadie sabe lo que tiene a su lado hasta que lo pierde y es entonces cuando ese vacío inmenso se apodera de ti, una ausencia que hace que recuerdes que jamás volverás a verla.


“A pesar de lo que nunca te pude decir
yo te doy las gracias por todo lo que vivimos
este amor tan grande se quedó conmigo”

Shaila Dúrcal “Vuélvete la luna”


Pero hoy quiero quedarme con cada uno de nuestros momentos, momentos que completaron cada una de las piezas de nuestro puzzle de la vida. Un puzzle donde no faltaron momentos de felicidad, de amor, de risas… Momentos inolvidables que hoy contemplo en cada una de nuestras fotografías. Y hoy quiero decirte que a pesar de seguir sin ti nunca te voy a olvidar.


“La vida no espera no avisa ni se hace tu amiga
La vida es un juego con una partida
Nos trata de tú,nos grita y nos mima
Nos reta, nos pone un examen al día
La vida es lo único que manda en la vida”

Dani Martín “El Cielo de los Perros”


Quizás te perdiste momentos inolvidables de mi camino sin ti, momentos que en vida siempre habías soñado, que tantas ganas tenías de vivirlos. Te fuiste soñándolo, te fuiste con ganas de más, pero sé que allá donde estés estarás feliz por haber velado cada uno de mis sueños. Sueños que algunos están llegando, otros llegarán y en cada uno de ellos siempre estás y estarás presente, en cada nueva etapa, en cada nueva oportunidad, ahí vas a estar. Tú me das tu cobijo en cada paso, en cada caída, y hoy desde aquí, miro a esa estrella tan especial y le regalo mi mayor sonrisa para decirte que, a pesar de estar sin ti, he podido seguir caminando y levantándome en cada derrota. Aprendí a vivir con tu ausencia, pero, a pesar de todo, sigo teniéndote presente cada día.


“Sigo tratando de aceptar que me falta el ruido sus pasos por la casa
siempre ruido su risa recorriendo los pasillos”

David Bisbal “El Ruido”


Por ello, te doy las gracias por regalarme tu mayor fortaleza para seguir luchando por cada sueño. Gracias por regalarme la vida y por cada momento que pudimos vivir juntas, momentos que siempre quedarán sellados en lo más dentro de mi y que jamás nada ni nadie podrá borrar estos años tan inolvidables y especiales para mi. Hoy más que nunca repetirte que te querré como el primer día en que te vi. Y si algún día volvamos a vernos espero ver en ti el brillo y la felicidad que me enamoró de ti, ese brillo que me regalaste hasta en tus últimos días. Gracias por ser única e irreemplazable. Por ser especial y por ser lo más grande que he tenido y tendré. Con todo esto repetirte que te quiero.

“Siempre he estado pensando como agradecerte,
por hacerme el regalo más grande más fuerte,
haberme regalado todo lo que tienes, y si es así es así,
has perdido tu tiempo por mis ilusiones,
y cambiaste llorar por luchar en mi nombre,
por buscarme un lugar donde fuera valiente
para ser feliz conmigo mismo”

ECDL “Por ti”


Con esto solo queda decirte que tu punto y final se cerró hace tres años, pero el tiempo jamás borrará la gran huella que dejaste en mi, los grandes momentos vividos porque eres y serás mi mayor premio, la suerte de mi vida… Ahora guardo este libro que contempla nuestra historia, nuestros capítulos compartidos, unos capítulos que siempre guardaré en lo más profundo de mi. Gracias!

¡Te quiero Mamá!

FIN

“Ella ya escribió en su pared su gran historia”

Emma Tomás

Tormentas de otoño

En este frío lunes de noviembre, quería regresar con un nuevo relato en Reflexiones bajo un pincel. Después de unas semanas de ausencia, quería regresar con un relato especial. Y es que no hay nada mejor que acompañar este día de lluvia con una buena historia de amor acompañada por el buen sabor de un buen tazo de chocolate caliente con altas dosis de fuerza y energía para seguir con esta fría semana de Noviembre. Por todo ello, espero que os guste, una historia para saborear despacito y viviendo esta bonita aventura.


Tormentas de otoño

“La busco aquí en la habitación su ropa en el armario conserva aun su olor  apuntalando mi nostalgia oigo su voz aunque no está sigo tratando de aceptar  que me falta el ruido sus pasos por la casa siempre ruido su risa recorriendo los pasillos
la vida se me antoja eterna no me siento capaz de ser feliz…”

-David Bisbal “El Ruido”-

Hay días en los que me da por pensar, pensar e imaginar qué sería de mí si aún estuvieras aquí, a mi lado, como aquellos años en los que fuimos tan felices. Unos años en los que las carcajadas inundaban cada rincón de esta casa, ahora, el vacío, protagoniza mis mañanas. Nada es igual desde que ya no estás. Tu ausencia es tan grande que hay días que no tengo motivos ni razones por los que seguir luchando para superar otro nuevo amanecer.

Aún recuerdo tu aroma, ese olor tan especial que se quedaba plasmado en cada rincón de la casa. Recuerdo tu olor tan especial que desprendías cuando estabas a mi lado. Cada mañana me acuerdo de ti, al abrir nuestro armario y ver tu ropa que sigue colgada junto a la mía, la huelo intensamente y de repente algo me dice que sigues aquí. Es entonces, cuando quiero buscarte y encontrarte saber qué será de ti, dónde estarás, dónde te fuiste aquella noche de enero y por qué te fuiste de esa forma tan fugaz.

Aún recuerdo cada uno de tus pasos recorrer cada una de estas habitaciones, tus momentos de felicidad, cuando nos reíamos sin parar y dónde un simple detalle era suficiente para alegrarte.

Es ahora, cuando en este frío domingo de noviembre me acuerdo de ti. Esta tormenta de otoño ha sido la causante para que volvieras a mi cabeza. Te encantaba observar esos rayos tan intensos, abrazarme y repetirme que jamás me marchara de tu lado.

Te busco en cada una de nuestras canciones, no hay nada que me guste más. Dejarme llevar por estas letras y recordar aquellos días que las escuchábamos sin parar, nunca nos cansábamos de ellas, en cada una había algún mensaje especial que nos hacía volar por el mundo y ver que solo estábamos tú  y yo…

Ahora, observo la lluvia caer y veo que ya no estás a mi lado. Me encantaba ver tu rostro de felicidad en estos días grises y fríos. Siempre recuerdo cuando nada más llover me preparabas un buen tazo de chocolate con bizcocho o cuando optabas por cocinar un buen cazo de palomitas para hacerme ver la especialidad en estos días de tormenta. Eran nuestros días más felices, tardes de manta, peli y sofá acompañados por el sonido de los rayos y la lluvia. ¿Te acuerdas? Quién pudiera retroceder en el tiempo y hacer que en un día como hoy pudieras estar aquí, a mi lado, preparándome una de tus meriendas preferidas en la que tanto nos reíamos.

Nada es lo mismo sin ti. Los días de lluvia ahora son oscuros y tristes, donde recuerdo que aquellos bellos recuerdos jamás regresarán…

Porque desde que te fuiste nada es lo mismo. Los días están llenos de soledad, la cama está fría y tu ausencia se hace presente cada vez que recuerdo cada uno de tus abrazos, cada beso, cada muestra de amor, cada Buenos días Princesa, que tanto te encantaba escuchar cada amanecer. Cada más despertar ese aroma de café tan especial se quedaba guardado en cada uno de los rincones de nuestra casa, eran esos los pequeños detalles que siempre me regalabas, momentos inolvidables que ya nunca volverán…

Pero todo fue tan fugaz.

lluvia4

Emma Tomás

Como una vela

En este lunes otoñal, quería crear un relato especial. Una historia llena de sentimientos y realidades de la vida, un relato para reflexionar sobre lo afortunados que somos por levantarnos cada día y ver que los rayos de sol siguen iluminando nuestro camino por contar con cada una de las partes de nuestro cuerpo en perfecto estado que nos ayudan a realizar todo aquello que queremos sin necesidad de tener que contar con ayuda de otras personas, contamos con nuestras piernas y nuestras manos que nos ayudan a realizar lo esencial del día a día, nuestra voz que nos impulsa a pedir, a reclamar, a contar, a vivir todo lo que sucede en nuestro día a día… Pequeños detalles que no valoramos y que no nos damos cuenta que están ahí.

Como bien dice el refrán, “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde” y hoy pensaréis el motivo por el qué os hago esta reflexión, quizás la historia de hoy tenga algo que ver. Una historia que en Reflexiones bajo un pincel he querido tratar de forma especial. Quería hablaros de una enfermedad presente en nuestros días, ELA o Esclerosis Lateral Amiotrófica, es un tipo de enfermedad degenerativa neuromuscular. La ELA avanza rápidamente y los médicos no encuentran solución para ella. Cada año, en España se detectan más de 750 casos de esta enfermedad y alrededor de 3.000 personas son víctimas de ella. Entre sus principales efectos tenemos la parálisis muscular en el que la persona, poco a poco, retrocede y ve como sus partes del cuerpo van siendo inhabilitadas sin poder andar, sin poder mover sus manos, perdiendo su autosuficiencia que disminuye a grandes pasos, es consciente de cómo su voz se apaga. Y como bien he querido reflejar en este post, el enfermo se consume poco a poco como una vela.

Fue hace unos meses cuando comenzó el reto del cubo helado, una cadena de retos que hemos visto entre los personajes públicos como periodistas, actrices, modelos… y en el que sus fondos recaudados han ido destinados a la Plataforma de Afectados por la ELA.

ela 2 ela 1

Y hoy quería hacer un homenaje especial a todos los enfermos por ELA, por los que se fueron y por los que siguen luchando cada día por ella. Hoy Como una vela va por vosotros, la historia de Rocío, una historia para leerla despacio y saboreando cada detalle de su vida que estoy segura que os encantará.


Como una vela

vela

Observo la lluvia y veo como cada gota salpica contra los cristales de mi habitación y tú estás aquí a mi lado como cada domingo en los que tanto nos encanta disfrutar de cada segundo uno junto al otro. No hay otro día que me guste más.

A pesar de ser un domingo frío y gris, me siento radiante y llena de felicidad con ganas de gritarle al mundo que eres tú la persona por la que daría la vida, la persona que me acompaña cada día y que me hace sentir querida y afortunada, siempre tienes una palabra amable que me regalas y que me haces sentir valiosa. Pero algo me impide hacer todo aquello que quiero: gritar, saltar de felicidad, vivir la vida, disfrutar de cada momento, sentirme útil…

Hay que ver qué rápido pasa la vida! Hace unos años saltaba por esos campos que rodean esta casa, me encantaba correr y la vida sana, amarrada siempre al deporte como mi vitamina diaria. Mi pequeña Lucía y mi esposo Rubén, con ellos he compartido infinitos momentos que jamás olvidaré. A pesar de tener una vida estresante y ocupada como médica, he podido saborear ese tiempo libre junto a los míos, tener tiempo para mí…

Y ahora, después de cuatro años, me encuentro frustrada en esta cama, víctima de una enfermedad degenerativa que me impide hacer lo que realmente quiero. Me impide andar, me impide correr, me atrapa en una jaula y no me deja gritar, me apaga mi voz! Me impide hacer mis tareas diarias como ama de casa o ir al trabajo a ejercer mi verdadera vocación como médica, un trabajo donde estuve más de 10 años. ¿Y ahora qué? ¿Qué es la vida? ¿Por qué no la valoramos cuando tenemos todo aquello que siempre hemos querido? ¿Por qué nos torturamos pensando que no somos felices cuando lo tenemos todo? ¿Por qué? Son preguntas que hoy para mi ya no tienen respuesta, si pudiera retroceder el tiempo… Quizás cambiaría ciertos momentos que no valoré y que no me di cuenta que el tiempo era mi mayor tesoro.

Es ahora cuando me doy cuenta que mi vida ha sido especial gracias a esas personas que siempre me han regalado su tiempo, su compasión, su amor y que, a pesar que siguen aquí conmigo, no puedo tocarles, ni comunicarme con ellos, tampoco puedo darles las gracias por todo lo que me dan cada día. Quizás no he tenido tiempo para dedicarles a ellos, a mi pequeña familia, o quizás desaproveché demasiadas horas encerrada en aquel hospital, un tiempo que no tuve para hacer aquello que realmente quise, saborear esos pequeños detalles de mi día a día y que me regalaban esas personas a las que amó, un tiempo que quizás no tuve para mi, pero pienso que soy feliz con la vida que he tenido y que ya no se puede cambiar. Ahora, el tiempo se ha esfumado, las fuerzas de mi lucha desaparecen a pasos gigantes, no encuentro sentido a esta vida, en poco tiempo he pasado de ser una mujer activa a no valerme por mí misma, a depender de otras personas para poder sobrevivir… No puedo moverme, cada cierto tiempo necesito la ayuda de los míos para que me ayuden a comer o beber, a comunicarme con ellos, a ver cómo me limpian cada día… Me he convertido en un recién nacido de la noche a la mañana, empecé a andar hacia atrás, para retroceder en el tiempo y volver a nacer pero ahora sabiendo que no hay esperanza, que mi enfermedad no me permitirá regresar a mis tiempos pasados. Soy consciente de ello, veo el sufrimiento en los rostros que me rodean, su preocupación por ver como la enfermedad ELA se apodera de mí  y, poco a poco, me consume y me convierte en un ser indefenso al que se le terminan las fuerzas para seguir en este largo y tormentoso camino. Pero tengo que seguir sacando las fuerzas a pesar del esfuerzo que supone para mi. Saborear esta tarde de domingo tan especial que tanto me encanta contemplar al ver que la lluvia invade ese campo tan inmenso. Contemplo el rostro de Rubén y sigue tan bello como siempre, jamás pensé que me amaría tanto hasta el punto de ver cómo me regala su atención, su cariño y su amor en mi frustración de esta enfermedad. Es aquí donde observo y observo sin poder decir nada. Veo la vida pasar desde esta ventana, sin poder saborearla, sin poder vivirla y recuerdo cada instante las palabras que Rubén siempre me repite:

-Rocío sabes que a pesar de todo voy a estar aquí siempre, en lo bueno y en lo malo, como te prometí el día de nuestra boda. Voy a estar a tu lado en esta enfermedad y juntos vamos a luchar por ella, a enfrentarnos a ella y, sobre todo, a demostrar tu fortaleza. Aunque sea, hazlo por Lucía, tu pequeña Lucía…

Palabras que llegan a mi mente y no puedo evitar esas lágrimas. Ojalá pudiera susurrarte al oído lo difícil que se me hace despertar cada mañana y ver la invalidez de mi cuerpo, observar que mi día a día no tiene sentido, pero que, a pesar de todo, mi lucha siempre ha sido y será por vosotros… Desde aquí nadie me escucha. Nadie entiende el sufrimiento tan grande de la ELA, te atrapa y, poco a poco, te va convirtiendo en un ser pequeño, un ser incapaz y así son mis días. Quizás esta lacra termine mañana o quizás siga torturándome más años, pero sé que el tiempo que quede lo tendré para observarles cada día, contemplarles y ver que, a pesar de todo, su amor que me han entregado estos años ha sido inmenso y, en estos momentos, no hay regalo más grande que el que ellos me regalan cada día, a pesar de ver como yo me consumo poco a poco como una vela

velaCool1359291404_91

Emma Tomás

Y llegó el Ébola

Imagen de El Mundo

Amanecimos en este martes soleado. Parece ser que el buen tiempo ha regresado con fuerza, mientras las malas noticias alarman a nuestro país. Y hoy te lo quería contar en Reflexiones bajo un pincel. Supongo que ya conoceréis la principal noticia que pone en riesgo a nuestro país. Y es que el ébola ha llegado y, parece ser, que la situación irá para largo. Llevamos desde el pasado verano viendo noticias vinculadas con la última epidemia contagiosa que a miles de personas se ha llevado. En concreto, en Sierra Leona más de 3.000 personas han perdido la vida por esta enfermedad y, desde ayer, la situación comienza a preocupar en este país.

Y es que en España nos encanta ser el ombligo del mundo. Si no teníamos suficiente con la gran crisis económica, el nivel tan elevado de desempleo, las graves corrupciones continuas, la pobreza que alarma al país, ahora, nos toca asumir otra epidemia y nunca mejor dicho, porque el ébola ya está aquí

Era media tarde cuando tranquilamente mientras miraba la televisión, me alarmé al leer que se había registrado el primer caso de ébola en Europa y que se trataba de una asistente sanitaria de España, una de las que trató al misionero García Viejo, quien falleció por contagiarse de esta enfermedad. Y la verdad que la situación comienza a preocupar bastante. Ayer, la ministra de Sanidad, Ana Mato, compareció ante los medios de comunicación para tranquilizar a la sociedad, pero, la verdad, ¿hacía falta? Con estas simples palabras no se arregla la epidemia contagiosa que está en España, que se ha extendido y que ha alarmado a todos los ciudadanos. A ello, hay que añadir el nefasto protocolo que se ha seguido en los dos misioneros que trajeron de Sierra Leona para tratarlos con mejores medios en este país, dos misioneros (Pajares y García Viejo) que fallecieron al poco tiempo  de llegar.

Hoy las imágenes lo demuestran y es que no tenemos el equipo de calidad para tratar epidemias como ésta. Sin seguridad, con escasa precaución, estas son las imágenes que el periódico Público ha dado a conocer esta mañana, imágenes referentes al “protocolo de seguridad” para aislar casos del ébola, para proteger y evitar la extensión del ébola. Imágenes del Hospital Carlos III, donde se han tratado los casos diagnosticados.

Imagen del Hospital Carlos III del periódico Público

Imagen del Hospital Carlos III del periódico Público

Imagen del Hospital Carlos III del periódico Público

Imagen del Hospital Carlos III del periódico Público

www.publico.es/actualidad/548515/el-contagio-de-la-enfermera-revela-el-descontrol-total-frente-al-ebola

Una situación que, en otros países como Francia o Alemania, habría costado el cargo del propio ministro de Sanidad y la verdad que es en estos casos cuando envidio a estos países. Pero, ya sabéis que Spain is diferent, aquí Ana Mato dudo que dimita, quizás vuelva a comparecer, pero tranquilos sus palabras de “dejo el ministerio…” no las van a oír. Pero, debería de hacerlo y así es como ella misma lo defendería si estuviera en la oposición, porque gracias a las benditas hemerotecas, hoy hemos recordado como la propia Mato le recomendó a la ex ministra de Defensa, Carme Chacón, que dimitiera tras la crisis de la gripe A en el 2009. Literalmente, Ana Mato dijo “la política es la obligación de intentar impedir que la enfermedad se propague y ellos no lo han hecho. A mí me parece gravísimo y si la ministra no da explicaciones suficientes, debería dimitir” Y ahora, señora ministra, ¿va usted a dimitir?

www.publico.es/politica/548555/ana-mato-en-2009-una-ministra-debe-impedir-que-la-enfermedad-se-propague-o-dimitir?src=lmFn&pos=1

El equipo sanitario que ha tratado estos casos se siente indignado y con rabia por cómo se ha llevado a cabo el protocolo, con total desconocimiento y ellos quieren hablar y así lo han dado a conocer a través de los medios de comunicación…

Imagen de El Mundo

Imagen de El Mundo

www.elmundo.es/madrid/2014/10/06/5432f96cca4741c66d8b4575.html

Ha sido este medio día en Al Rojo Vivo de La Sexta cuando la presidenta de la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), Victoria Trujillo, ha dejado caer unas palabras que me han hecho reflexionar. Trujillo decía que “si ahora viviendo tres meses fuera de España ya no se tiene derecho a la sanidad de este país, ¿porqué estos misioneros que llevaban años viviendo en Sierra Leona se les ha tenido que tratar aquí?” ¿Porqué? Jamás lo sabremos, mientras tanto el silencio sigue en el Gobierno, sin dimisiones de altos cargos de Sanidad y quizás argumenten que la contagiada no debería de haber realizado vida normal tras tratar al misionero García Viejo.

Y es que aquí no nos cansamos de dar la nota. Ahora, España vuelve a ser portada en los medios internacionales tanto en prensa como televisión, radio e internet.

www.vertele.com/noticias/alarma-mundial-espana-es-portada-de-la-tv-internacional-por-el-caso-de-la-enfermera-con-ebola/

le monde

Le Monde / Imagen de El País

the guardian

The Guardian / Imagen de El País

bbc

BBC / Imagen de El País

nyt

New York Times / Imagen de El País

wp

The Washington Post / Imagen de El País

Imágenes de : elpais.com/elpais/2014/10/06

The Times / Imagen de Kiosko.net

The Times / Imagen de Kiosko.net

España a vuelto a ser noticia fuera de sus fronteras, noticias alarmantes para la grave situación por la que atraviesa este país, noticias que quizás afecten a nuestro turismo, a nuestras exportaciones e, incluso, a nuestra bolsa y así lo hemos visto esta mañana con la caída de los valores turísticos como el IAG, una de las mayores caídas de hoy del Ibex 35 (ver enlace)…

Mientras tanto seguiremos viendo como no se castiga a los que realmente han provocado esta situación, una situación, realmente, desastrosa. Y vosotros, ¿qué pensáis?

Emma Tomás

Hasta siempre

medico 5

Siempre me han gustado los domingos, un día especial para desconectar de tu rutina, perder la noción del tiempo y dedicarte un día entero para ti haciendo aquello que tanto anhelabas el resto de la semana, mimarte, pasarte la tarde saboreando una buena película en tu sofá de casa, leer hasta perderte en otro mundo literario que te haga feliz… Así son mis días de domingo. Y hoy he querido comenzar el día con un nuevo post y es que en Reflexiones bajo un pincel quería recordar a dos grandes actores que han formado parte de mi vida y que esta semana nos han dicho adiós; Pedro Peña, el señor Manolo de Médico de Familia, y Joan Molina, quien daba vida al alcalde de L’Alqueria Blanca (Canal 9), una serie que tanto enamoró a los ciudadanos de la Comunidad Valenciana. Pero, en especial, fue con Médico de familia con la serie en la que crecí, una serie de mi infancia y que hoy quería recordar con vosotros.

Médico de familia

Médico de familia (1995-1999)

Fue el jueves cuando esta serie regresó de nuevo a mi cabeza tras leer que el gran Pedro Peña nos dejaba. Más conocido como Manolo en la ficción, no cabe duda que este actor siempre ha estado vinculado con las grandes series de nuestra vida. Él fue Manolo en Médico de familia y allí nos enamoró con su carácter dulce y encantador que, a veces, también sabía sacar su mal genio y cascarrabias, pero siempre me encantaba su papel, esa forma en la que daba su amor a todos los suyos. El señor Manolo y el resto de personajes de esta grandísima serie nos acompañaron en los años 90 para hacernos reír y disfrutar con sus aventuras en cada capítulo, pero también nos dejaron pendiente de un hilo con cada escena de sufrimiento en la que vivíamos intensamente. Nada más oír esta sintonía sabías que las noches de los martes serían más especiales gracias a ellos…

Quizás las generaciones anteriores a la mía no recordéis esta serie que para mi dejó una gran huella en mi infancia, o quizás otros la recordáis como si hubiera sido ayer cuando cada martes a las 22.00 horas Telecinco nos regalaba un nuevo capítulo de esta magnífica historia de finales de los años 90.

Y es que Médico de familia nos acompañó durante cuatro años (1995-1999) con un éxito imparable, la historia se centraba en las aventuras del médico Nacho Martín (Emilio Aragón) y su familia formada por sus tres hijos; María (Isabel Aboy), Chechu (Aarón Guerrero) y Anita (Marieta Bielsa), el abuelo, el señor Manolo (Pedro Peña) y su sobrino Alberto (Iván Santos).

El señor Manolo en Médico de familia

El señor Manolo en Médico de familia

medico 2

Médico de familia, la serie que marcó un antes y un después en nuestra televisión

Una familia que también estaba acompañada por la asistenta de la casa, la Juani (Luisa Martín). En la trama tenía espacio para las grandes escenas de amor con las idas y venidas de Nacho y su cuñada Alicia (Lydia Bosch), una joven periodista que trabaja en una emisora de radio y que, finalmente, consiguieron ampliar esta familia con sus mellizos. O la historia tan divertida entre la Juani y Poli (Antonio Molero)

Además, en esta serie también destacaron otros personajes como el gran amigo del señor Manolo, Matías (Luis Barbero) así como el mejor amigo de Nacho, Julio (Francis Lorenzo) y su primo Alfonso (Antonio Valero) o el gran equipo del centro de salud donde trabajaba Nacho como Marcial (Jorge Roetas) que si recordáis fue en su pérdida cuando todos lloramos por el adiós de este personaje, un capítulo que todos vivimos y que tanto nos marcó en la historia de esta serie. Una historia que nos enamoraba con sus tramas familiares, con sus escenas de amor y de amistad, con los grandes sentimientos que nos transmitía esta gran familia y como no con los problemas tan reales como la vida misma.

medico 1

El médico Nacho Martín y su familia (Médico de familia)

Y es que fue Médico de Familia quien nos regaló grandes momentos de felicidad con la familia Martín, una historia que sigue formando parte de mi vida y que me acompañó en unos bonitos años de mi infancia y que ahora aún recuerdo como si fuera ayer cuando acompañada por mis padres no quería perderme esta apasionante historia que a tantas generaciones nos marcó. Una historia familiar de las de verdad y que, desde entonces, han habido pocas series que se hayan igualado al éxito de Médico de familia.

Una serie que ha llegado a mi cabeza cuando me acuerdo de la pérdida de Pedro Peña. Él representó al abuelo paternal más tierno que sabía sacar su mejor sonrisa y su faceta de niño junto a su pequeña nieta Anita, sus lecciones de la vida y su responsabilidad con sus nietos más mayores, su comprensión con su hijo, sus grandes momentos de risas con la Juani, su gran amistad con Matías… Y es que fue él quien nos enseñó el gran papel que siempre han desarrollado todos nuestros abuelos.

medico 9

A parte de este gran papel, posteriormente, Pedro Peña regresó a la pequeña pantalla dando vida al conserje de la escuela de Un Paso Adelante, Antonio Milà. Una serie en la que  se narraba la vida diaria de un grupo de alumnos de una escuela de Artes Escénicas con sus tramas de amor y drama así como la vida de sus profesores que les acompañaban. Esta serie nos acompañó desde 2002 hasta 2005 en Antena 3 y allí fue la última vez que vi de nuevo al abuelo de la infancia, al grandísimo Pedro Peña que el pasado jueves se despidió de todos nosotros y que hoy, en este domingo tan familiar, quería recordarlo en Reflexiones bajo un pincel para que regresara a nuestras memorias la vida de su personaje ficticio que tantos momentos de felicidad nos regaló en la pequeña pantalla y que tanto nos hizo reír a finales de los 90.

Por todo ello, hasta siempre Pedro Peña.

Hasta siempre Pedro Peña

Hasta siempre Pedro Peña

Emma Tomás

Del todo a la nada

DSC_0494

“Cuántos besos me perdí por no saber decir, te necesito” 

-Joaquín Sabina-

Me encantan estos días de lluvia. Saborear ese fresco por las mañanas y anhelar los domingos de peli, manta y sofá. Disfrutar de esos días grises acompañada de un buen libro y perderme en otro tiempo, en otro lugar, que me haga desconectar de la pura realidad. Ha sido hoy cuando nada más despertar me he dado cuenta de que nuestro querido verano estaba llegando a su fin. Mañana comenzamos una nueva estación, para cubrir nuestros días de otro color, comenzar a cambiar nuestros armarios y, sobre todo, ver como los árboles comienzan a desprenderse de sus hojas, una imagen muy otoñal y que a mí me enamora. No hay nada que me guste más que disfrutar en esos días de cambio que nada tienen que ver con el anterior, unos cambios que anhelamos días atrás…

otoño

Pero, hoy en Reflexiones bajo un pincel quería hablaros de otros cambios, cambios que, a veces, se nos presentan en nuestras vidas, cambios de rutina, de horarios, de tiempos, de relaciones, de estados de ánimos… Unas transiciones que en la mayoría de las veces nos cuesta acostumbrarnos como los cambios bruscos de pasar de ese sol y calor tan especial que caracteriza a nuestro verano a tener que adaptarnos a una estampa otoñal cargada de días más grises y observar como el oscuro invierno se aproxima cada día más. Las horas de sol se reducen y la temperatura cálida desaparece. Unos cambios de vida que no todos sabemos amoldarnos a la perfección, sobre todo, cuando el éxito llama a tu puerta y los pies no están sujetos a la tierra.

La verdad que dicen que el poder corrompe a las personas y fue anoche cuando me di cuenta de ello. Mientras veía la apasionante y divertida entrevista que Risto Mejide estaba realizando al gran Joaquín Sabina en Viajando con Chester en Cuatro, en una de esas preguntas apareció el nombre del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, una relación que Sabina valoró como ese peso tan importante de Gallardón como ministro había hecho de él un nuevo ser completamente diferente al divertido y viejo Alberto que el cantante conoció. Fue entonces cuando Sabina aclaró que es el propio poder quien corrompe a las personas. Y es entonces cuando me di cuenta de lo importante que es tener los pies en la tierra, no dejarse llevar por nuestro ego y saber siempre quienes somos y de donde venimos, es decir, mantener siempre la humildad y gracias a ella llegaremos lejos. Y ha sido hoy cuando, en forma de relato, he querido reflexionar y crear una nueva historia en la que lo importante está en dejarnos ayudar y valorar a las personas que tenemos a nuestro alrededor, mantener los ojos abiertos y jamás volar más alto de lo que podemos alcanzar…

Un claro ejemplo de como a veces la vida nos sorprende. Así es como Antonio de la noche a la mañana se dio cuenta del cambio tan brusco que había experimentado en su vida. De tenerlo todo a quedarse en la nada. Antonio era una de esas personas que jamás le había faltado nada. Un brillante empresario que tenía una vida perfecta, era fundador de una de las empresas más prestigiosas del momento, su elegante físico y su educación elevada le permitió que nadie le cerrara puertas, obtener decenas de premios y, sobre todo, ver como su ego iba subiendo de forma fugaz y sin que él se dará cuenta.

En poco tiempo, había sellado las amistades con toda esa gente que tanto le había ayudado a ascender en el mundo empresarial, personas que le vieron crecer en su barrio humilde y que le apoyaron en todo momento. Su gran prepotencia y orgullo creció de forma fugaz y, en poco tiempo, Antonio se convirtió en una persona fría y vacía, no amaba lo que tenía, vivía por él y por su éxito…

Fue de la noche a la mañana cuando el éxito llamó a su puerta y Antonio se olvidó de toda esa gente que siempre había estado a su lado. Desde entonces, era de esas personas que miraba por encima del hombro, solo tenía ojos para su negocio, sus amigos de su entorno y su querida familia, su esposa y sus dos hijas.

Vivía constantemente en un sueño, jamás pensaba que tendría una vida tan perfecta, una vida que siempre había soñado y ahora se había hecho realidad.

Sin embargo, la vida a veces nos sorprende y nos pone a prueba. Es en esos momentos cuando la humildad sería la virtud perfecta para salir adelante, dejarte ayudar y observar la realidad que rodea a tu mundo. Antonio jamás vio como de repente su empresa comenzó a desplomarse, las pérdidas eran imparables, pero él considero que era una pequeña racha que se superaría con su talento y jamás dejó que nadie le echará una mano, su ego era tan elevado que para él eso era rebajarse, aceptar que su empresa se iba decayendo. Pero, poco a poco, se dio cuenta que su agujero iba a más, todo ello fue consecuencia de la gran crisis económica que estaba cayendo en España y que a tantas empresas se estaba llevado por delante.  Una situación que Antonio no podía superar y, poco a poco, fue cayendo en una profunda depresión, dejó de lado su familia, su engancho al alcohol iba cada vez a más y fue entonces cuando se dio cuenta que pasó del todo a la nada en poco tiempo. Su vida estaba hueca, en su interior solo había vacío, en su vida solo estaba él y el resto no le importaba, una realidad que  le había arrastrado a la soledad.

Y es que a veces ignoramos la importancia de valorar la realidad. De saber mantener nuestros pies en la tierra y dejarnos ayudar cuando las cosas no van tan bien como parece… Antonio es uno de tantos ejemplos que la mayoría de vosotros conoceréis, personas que jamás se dejan ayudar, no valoran la importancia de la humildad, en su vida no existe el saber perdonar y ese ego es tan grande que no hay nada ni nadie que les haga abrir los ojos para observar la verdadera realidad. Es muy fácil volar cuando estás arriba, pero no abandones tu humildad y valora cada peldaño que asciendes, porque si no la caída puede ser peligrosa. Así es como Antonio se sumergió en una falsa realidad, su empresa quebró, se sumió en una infinita depresión que solo el alcohol pudo ayudarle, abandonó a su familia y se dio cuenta que su vida era una auténtica mentira. Un cambio brusco y radical fueron los golpes que la vida le puso en el camino para valorar cada cosecha y  aprender a ser humilde, generoso, solidario…. con todas esas personas que lo necesitaban y que te acompañan en tu día a día. Antonio terminó solo, su fortuna desapareció de forma fugaz y su vida terminó cuando la soledad y las ansias de volver a ser quien era se apoderaron de él. Así es como puso el punto y final a esta vida. Prefirió la soledad antes de pedir ayuda, su orgullo pudo con su anulada humildad y antes de fracasar ante los demás quiso terminar con su vida.

000204

Una triste historia para valorar nuestro día a día, dejarnos llevar pero conociendo nuestros límites. Anteponer nuestra humildad y saber rebajarse cuando las circunstancias nos lo piden…

Buenas noches amig@s!

 Emma Tomás